Publicado: 16 de Mayo de 2013 a las 16:10

  • Presencia en el horario de atención al público de médicos especialistas en análisis clínicos, que solucionarán al paciente y al médico cualquier consulta o problema.
  • Equipamiento de calidad y actualizado para la realización de un 95 % de las pruebas analíticas en el mismo laboratorio, lo que garantiza la calidad analítica, una entrega rápida de resultados y que no viajen las muestras a otros centros (y menos a otras comunidades autónomas).
  • Una constante actualización en las nuevas pruebas diagnósticas solicitadas por los clínicos.
  • Horario de consulta de lunes a viernes de 08:00 h a 12:00 h y sábados de 08:00 h a 10:30 h horas, con las ventajas que ello supone. Fuera de ese horario, previa cita.
  • Estaciones de metro junto al portal de nuestro laboratorio (Bilbao y Alonso Martínez).
  • Amplio horario de recogida de informes (mañanas y tardes).
  • Disponemos de personal titulado y experto para la toma de muestras, que realizamos en el mismo laboratorio, y si es necesario realizamos desplazamientos.
  • Programa informático en red, actualizado y en constante revisión, que dispone de posibilidad de evolución de los últimos resultados de más de 2 años. Posibilidad de entrega de resultados por Internet cumpliendo con la Ley de Protección de Datos.
  • Sección de microbiología con personal cualificado en el estudio e investigación de todos los exudados microbiológicos para el aislamiento de bacterias, identificación de parásitos, hongos y levaduras, adjuntando en ocasiones microfotografías.
  • Disponemos de un sistema de análisis de elisa que nos permite la entrega en 24 horas de pruebas como hormonas tiroideas, estradiol y otras.
  • Disponemos de seroteca a -35 ºC, que permite almacenar los sueros de, al menos, los cuatro últimos meses, lo que supone las siguientes ventajas:
  • - Repetir una determinación analítica.
    - Solicitar determinaciones complementarias.
    - Solicitar estudios retrospectivos.

  • Plazos de entrega para las determinaciones habituales muy breves (24-48 h) e incluso, cuando las circunstancias así lo requieran, menos de dos horas.